Historia del Macramé

¿Qué es el Macramé?

Hablar de Macramé, es hablar de nudos, de nudos decorativos  pensados e ideados para dar forma y textura a un tejido o entramado, que luzca estéticamente ordenado..  Nudos que se ejecutan únicamente con las manos.

Pero, Macramé ¿De dónde surgió?

En el macramé, el arte de hacer nudos,  en donde el gran antecedente histórico es precisamente ese: El Nudo.

Existe mucha bibliografía al respecto, hay gran coincidencia en decir que, no pudiéramos pensar en la evolución de la humanidad sin nudos por doquier.

El hombre primitivo, en la búsqueda de satisfacer las necesidades básicas, empezó a anudar desde los tiempos más remotos, tanto para elaborar herramientas que les permitiera cazar y alimentarse, así como para tejer, con cualquier cuerda orgánica disponible, algún tipo de vestimenta, para protegerse de la intemperie.

Cubrir estas necesidades básicas no habría sido posible sin nudos, y esto se logró sólo con la ayuda de sus maos. Son estos nudos primitivos y remotos los primeros antecedentes del macramé, tal como hoy lo conocemos.

Es sorprendente como en distintos lugares de la Tierra, en tiempos en los cuales cada cultura permanecía aislada con otras que habitaban en otras regiones, o continentes, se encuentran muestras de nudos similares.  Muchas civilizaciones dotaron de significado y misticismo dándoles identidad. Es por eso que en la gama de nudos encontramos nudos celtas, chinos, etc.

Anudar es una de las primeras manifestaciones culturales de la humanidad, una característica humana importantísima y esencial en muchos tipos de labores manuales, que son indispensables para la sociedad.

¡Cuánta evolución!

Primero fueron los nudos para sujetar las piedras filosas en palos, para crear flechas y lanzas que hicieron eficaz la cacería, luego, más nudos y el nacimiento de los entramados, para crear mallas, era el perfeccionamiento de la actividad pesquera, más peces en menor tiempo.

Durante la edad de piedra, los hombres realizaban tejidos para cubrirse el cuerpo, a partir del anudado de fibras vegetales. Siendo las manos su única herramienta, esta técnica, se constituyó como uno de los primeros métodos de confección textil. Estos tejidos anudados son los antecesores de la creación del telar y en consecuencia, de la tela.

Como ustedes pueden ver, haciendo una breve hojeada por la “prehistoria” en definitiva la ejecución de nudos, en un principio no era simple decoración sino que respondía a otras utilidades.

“Hay un profundo contenido simbólico en el acto consiente de realizar un nudo. Las más diversas culturas lo incluyen como comportamiento heredado del pasado, vigente y proyectado hacia el futuro”. (1996, p.7). Palabras de Fernández Latour que aparecen en el texto de Rubin.

Ahora bien, en el momento en que finalmente el hombre cubre las necesidades básicas, entonces comienzan los nudos a ser utilizados de manera ornamental.

¿Cuándo surge el macramé como lo conocemos hoy en día?

Históricamente, el origen del macramé se remonta a Oriente (2.300 a. c.), a Mesopotamia, a los pueblos asirios y los persas,  Ellos fueron los primeros en anudar solo con el fin de crear tapices y tapetes decorativos. Se dice que es de allí que probablemente surja la primera denominación de este arte, de la palabra árabe migramah (flecos anudados), que es anterior a la palabra turka makrama, y a la palabra francesa Macramé.

Los pueblos árabes, en el siglo VIII, le dieron relevancia al macramé, por su gran destreza artística en el desarrollo de la técnica y maestría en su ejecución.  En la antigua Turquía, los tejedores solían adornar los bordes de las toallas y manteles.  Dado que el tejido era confeccionado en un telar (en seda, lana, o algodón) estos objetos, dejaban hilos o flecos, que eran anudados de manera decorativa con macramé.

Decorar manteles con bordes de flecos anudados en Macramé se remonta al siglo XIII y posteriormente se hizo conocida la técnica desde el Medio Oriente a toda la Europa mediterránea hasta España, donde fue muy popular a partir del siglo XV, teniendo especial valor artístico durante el renacimiento, cuando se le comenzó a considerar arte decorativo.

Luego de propagarse por toda Europa, y desde Europa llegar a América a través de los españoles y sus viajes conquistadores, con el tiempo y el intercambio comercial entre continentes, el macramé se propagó por el mundo entero.

Yo estoy enamorada de los nudos y su historia; de su importancia y trascendencia.  Es en verdad tan esencial en múltiples oficios indispensables en la sociedad.

En muchísimos ámbitos vemos que tiene un desempeño importante. Desde el marinero, hasta el cirujano, desde la costurera hasta el alpinista, desde el carnicero hasta un lutier. Es una herramienta esencial para el desarrollo de las actividades humanas más diversas, y continúa sirviendo al hombre como instrumento de supervivencia.

El nudo es universal y es una creación humana espontánea, ya que surge de la experimentación, de la prueba y error a través de la manipulación de fibras y cuerdas.

Hoy en día, es notable cuanto ha avanzado la comunidad tejedora de macramé.  Tanta experimentación e innovación durante la década de los `70 80 y 90. Y ahora este renacer del macramé moderno y contemporáneo tan versátil y variado.

El club de macramé es un espacio para fomentar y preservar este hermoso arte.  Así que si quieres unirte al club y aprender las técnicas básicas de macramé, revisa el Curso básico de macramé que tenemos disponible durante todo el año.

Yo soy sumamente investigativa, y realmente me encantaría saber de cualquier otro aporte que quieras dejarme a través de tu comentario.

Valoro mucho que leyeras hasta aquí.

Betzabeth González.

2 Comments

  1. Alicia

    Me encantó leerte, no tenía idea de que este arte era tan antiguo… He quedado con ganas de aprender. Espero poder tomar uno de tus cursos. Saludos!

    1. betzacgo

      Estimada Alicia, gusto en saludarte.

      Que alegría que mi relato te impulse a querer aprender macramé. Aqui en el Club, bienvenida cuando gustes.
      Gracias por escribir.

      Saludos cordiales,
      Beth

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¡Pregúntanos!